Ocurrió en el condado de Stanly, Carolina del Norte (Estados Unidos), donde los servicios de protección animal rechazaron el motivo para desechar a la mascota.

Un perro de 5 años de edad, llamado Fezco, fue abandonado hace semanas en el refugio animal de Albemarle. Cuando los funcionarios del centro preguntaron por qué no querían tenerlo en casa, su respuesta los indignó.

Según la familia del canino, tenían “miedo” de que fuera homosexual, luego de que lo vieron montando a otro perro macho, publica el canal WCCB.

En una publicación de Facebook, el refugio aclaró que un perro monte a perro macho es un comportamiento normal, que no es necesariamente de naturaleza sexual.

Ahora, el refugio animal en el condado de Stanly busca una familia para Fezco, al cual describieron como amigable con otras mascotas y las personas. Además, detallaron que pesa 25 kilos.

 

Leave a Reply

Abrir chat
  • https://radiohd.streaminghd.co:7523/stream
  • Fiesta Stereo